“Pensamientos de un agricultor”

LA AGRICULTURA EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS

 Diego Ruiz Figueroa.-  La agricultura se ha visto y demostrado en estos tiempos de coronavirus como un sector importante en la economía española y mundial. El campo ha sido, es y será, por su propia naturaleza, un sector que nunca puede detenerse. Y en estos tiempos de pandemia menos aún.

Un sector agrícola que hace unos meses reivindicaba en las carreteras y en la calle unos precios justos para sus productos. El sector agrícola ha sido tachado siempre de ser un sector “aprovechado de las subvenciones públicas”.


Publicidad:

 


Lo que no se menciona es que dichas subvenciones son un aporte económico que compensa el valor que han ido perdiendo los productos agrarios en los mercados, mientras suben los costes de producción: concretamente un 30% de su renta annual. Si el precio que se nos abonara por nuestros productos fuera equivalente a lo que nos cuesta producirlos, esas subvenciones no serían necesarias. Hablamos del precio que recibimos los agricultores, no del precio al que los compra el consumidor final.

Por eso, los agricultores no pedimos más subvenciones, sino precios justos para poder, al menos, mantener nuestras fincas. Los viejos partidos siempre prometían subvenciones en sus campañas electorales o desde sus redes sociales. Ayudas y subvenciones que realmente no llegan a los que las necesitan y a quienes deben llegar.

Porque el campo necesita renovarse: el campo se envejece a una velocidad bestial. Por eso los gobiernos deben actuar, ya que hasta ahora ninguno ha actuado en este sentido. Solo la entrada de Podemos en el gobierno nacional con el Vicepresidente Pablo Iglesias ha hecho reaccionar al Ministro Planas, haciendo que se tome la agricultura más en serio.


Publicidad:

 


Estoy convencido de que este gobierno de coalición se sentará a hablar con colectivos y asociaciones agrarias. Incentivará a los jovenes como yo a mantener las fincas de sus padres y abuelos con ayudas para su incorporación. Y eliminará las trabas que existen en la actualidad, con ayudas reales y eficaces a su explotación.

También estoy convencido que va a fomentar el empleo rural, porque nuestros pueblos se mueren. El COVID-19 no solo nos ha hecho  parar la economía y la vida social de millones de personas en el planeta. También en la agricultura ha afectado de manera sustancial. Y yo creo que positivamente.

Desde que empezamos el confinamiento por esta desgraciada pandemia, en la agricultura ha habido cambios positivos que yo observe. Por ejemplo, en los últimos dos meses ha llovido sustancialmente más de lo de la habitual. Las plantas, el ecosistema y nuestra fauna se va recuperando, ya que vemos más seres vivos alrededor de nuestros agricultores. Cuidemos nuestro entorno medio ambiente, nos favorece a tod@s.


Publicidad:

 


Los agricultores no solo hemos estado ahí, al pie de cañón en esta pandemia, con nosotros han estado el personal sanitario, bomberos, policía y cuerpos de seguridad del Estado, cajeras de supermercado, cuidadoras de personas mayores, empleadas de hogar y algún que otro sector que seguro me dejo.

A todos ellos GRACIAS por estar ahí, poniendo en riesgo a vuestras familias y amig@s. Os debemos mucho. Este articulo nace desde donde trabajo, en el campo. Muchas veces la inspiración sale donde menos lo esperas. Y qué menos en el dia de los agricultores.