Fiestas y Tradiciones

15 de agosto: Festividad de Nuestra Señora Virgen de la Sierra, Patrona de Moral.

Santa María de la Sierra, patrona de Moral de Calatrava.

16 de agosto: San Roque de la Cruz, Protector de Moral.

San Roque, coopatrón de Moral de Calatrava.

14 de Septiembre: Cristo de la Humildad, Patrón de Moral.

Santísimo Cristo de la Humildad, patrón de Moral de Calatrava.

San Antón.- 17 de enero.- En San Antón, se engalanan las bestias, como así se llama a los caballos, mulas y borricos, y en cuadrillas subidos en ellas, se visita a los amigos y familiares, los cuales te invitan a unas pastas y licor, principalmente mistela. Antes se ha ido a misa donde se bendicen la tortas o galletas del Santo, estas galletas se dan a comer a los animales, aunque algunos también nos gusta comerlas. A lo largo del día se dan vueltas al sitio de San Antón, con las bestias, plaza situada donde hoy esta la biblioteca municipal.

La Candelaria.- 2 de febrero.- Víspera de San Blas, en este día se tiene por costumbre comer el hornazo, torta de candelaria con un huevo cocido en el centro Se suele ir al campo por la tarde a la zona de Resamblas, a los Cañuelos, al arroyo, etc. lo tradicional es ir al Colmenar de Huertas. Esto sirve para abrir boca de cara a los días que se avecinan.

San Blas.- 3 de febrero.- Por San Blas la cigüeña veras, dice el refrán, como ahora tenemos a las cigüeñas todo el año, podemos cambiar el refrán: Por San Blas vendrás a Moral. Aunque todas las fiestas gustan, esta es sin duda una de las más esperadas. Es la fiesta de invierno por excelencia, antiguamente se celebraba para dar gracias al Santo por haber finalizado las tareas de recogida de la aceituna y la siembra de cereales. La Ermita de San Blas esta situada en el borde de una meseta desde donde se contempla la vega del río Jabalón, hace años llena de huertas donde se cultivaban todo tipo de hortalizas, hoy, plagada de viñedos. En San Blas se celebra la romería alrededor de la Ermita, antaño se acudía con los carros tirados por mulas y caballos ataviados con sus mejores galas, se ocupaba lo que es la plaza, hoy, no hay bastante con la explanada que se preparo hace años al efecto. Muy temprano comienzan a llegar los tractores con el “hato”, hay que madrugar si quieres coger buen sitio, hay “partidas” que duermen en la plaza para tener el sitio cogido. Estos “hatos” están formados por grupos de amigos, en ellos no puede faltar de nada, hay que invitar y quedar bien con todo el que llegue a nuestro “hato” comer y beber es lo que se lleva este día, no se puede negar uno a la invitación. Los primeros que llegan van preparando la lumbre, debe durar todo el día, una vez encendida se hacen las gachas y se fríe algo en la sartén, asadurillas, panceta. Este suele ser el desayuno, acompañado por un buen vino de la tierra. Sobre la 11 de la mañana se celebra la Santa Misa en honor del Santo, donde se bendicen las “gargantillas” que los romeros lucen durante todo el día, después de dar la limosna. Al igual que San Antón tenia la virtud de curar a los animales, San Blas nos protege la garganta. Después de la misa se celebra la procesión, con el Santo llevado a hombros por los romeros.

Poco a poco se van preparando las comidas, se visita a los amigos, y el cuerpo se va entonando. El Ayuntamiento tiene la costumbre de hacer migas en una sartén gigante para invitar a todos los presentes. El ir de hato en hato te abre el apetito, gambas, langostinos, tostaillo, chorizo, jamón, pimientos, conservas de todo tipo, tortillas, asadilla, etc. todo viene bien y todo sienta bien siempre que lo acompañes con su justo vino y un rato de conversación. Después la comida, arroz con pollo, caldereta, guisaillo, ajomuerto, de primero, luego las chuletas, bacalao, carne frita, etc. de segundo, postres variados, café, copa, etc. después de la comida unos optan por la tertulia otros por el paseo hasta el río. Después llega la cena antes de irnos, se recoge el “hato”, bien colocado que mañana es Resamblas y hay que tenerlo todo controlado y a mano.

Resamblas.- 4 de febrero.- Lo mismo que ayer, madrugón para coger sitio, gachas, tostaillo, algo en la sartén, y vino de la tierra, (Moralia, Mostagan, etc.) esto de desayuno. Las primeras horas suele hacer frío, en el “Pozo las Chapas”, (nombre del lugar donde celebramos Resamblas) el sol tarda en llegar, tiene que asomar por encima del “Cerro Santo” para que te lleguen los primeros rayos. Poco a poco se preparan los hatos, a media mañana llega San Blas, y se celebra una misa al aire libre en su honor.

Aperitivos, tertulias con los amigos, así nos acercamos a la comida. Después de la comida paseo hasta “El Caño” unos van por el “Despeñaero” y otros optan por la “Senda el Reventón” de esta forma bajas la comida y haces hambre para la cena.
Si por la mañana tarda en salir el sol, por la tarde todo lo contrario, “Pecho Mora” (así se llama el cerro al oeste de donde nos encontramos) pronto lo tapa y el fresco se hace notar, pero no importa, hay que aguantar, después hay un rato de baile y se puede calentar el cuerpo. Hoy los hatos se recogen antes, hay gente que tiene que volver a su residencia fuera de Moral, Madrid, Valencia, Bilbao, etc. Pensando que ya queda un día menos para San Blas.

Al día siguiente hay “partidas” que vuelven a este sitio para acabar con el “hato” celebrando “Resamblasillo”.