395 años de la construcción del Convento

La ermita, tal y como la conocemos en la actualidad, parte de la ya citada primitiva edificación y data del siglo XVII, misma fecha en que comenzó la construcción del convento franciscano.

El ábside o altar de este pequeño espacio estaba orientado hacia el este, conservando la característica típica de las iglesias cristianas que se orientaban hacia el nacimiento del sol, símbolo de Cristo. Sin embargo, esta característica se pierde con la ampliación, orientando ahora el altar mayor hacia el norte. Al este de esta edificación se situaba el huerto y convento.


Publicidad:

 


Según el Diccionario de Pascual Madoz, se colocó la primera piedra el miércoles 14 de mayo de 1625:

… Convento de Frailes Franciscanos de la Reforma de San Pedro de Alcántara, se principió a edificar el miércoles 14 de mayo de 1625, poniendo la primera piedra en el pilar de la iglesia que esta al principio de la capilla mayor mirando al oeste, Fray Don Alonso de Merlo, cura recto de esta y acompañado del cabildo ecl. y ayunta.; enseguida pusieron sus piedras los fundadores Juan Domínguez García y el licenciado Leandro García; luego los alcaldes Gabriel de Forcallo, Carrillo y Andrés García de Espinosa y por último varios ecl., dejando una cajita con monedas de los reyes de aquel tiempo.” 

Tanto P. Madoz como, años más tarde, Hervás y Buendía, recogen en sus obras que fue construido por voluntad testamentaria de Juan Domínguez García, quien antes de morir inició los trámites para la realización de este edificio. La licencia le fue otorgada el 31 de diciembre de 1606, habiendo fallecido el fundador el 15 junio de 1599.


Publicidad:

 


Se fundó y tomó posesión del lugar en el año 1624, comenzando al año siguiente las obras de esta nueva construcción.

En 1646 ya estaban construidos ambos edificios, iglesia y convento, faltando tomar medida para la fabricación de los retablos del altar mayor y laterales.

Convento del Santo Ángel Custodio, Moral de Calatrava.

“Paz y Bien” de Mª Dolores López-Tercero Sánchez

El libro lo puedes adquirir a través de la AECC de Moral de Calatrava.