<a href=WELCOMETO Moral de Calatrava - esquinademauricio

 
Buscar
_TOPICS
  Entrar/Crear Cuenta    

Cosas del Moral



       Moraleños

         ENCUESTAS
         FOTOGRAFÍAS

Información

Otras cosas
· Home
· Archivo
· Encuestas
· Envía tu noticia
· Estadísticas
· Lo último en "Cosas de Moral"
· Lo más visto
· Recomiéndanos
· Sistema de publicidad
· Temas
· Tu cuenta
· Web amigas

En línea
Actualmente hay 60 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

Calles esquinademauricio

Cultura: EL COLCHONERO
Enviado el Jueves, 29 junio a las 12:00:00 por Loli_03

esquinademauricio



Texto: Mª Dolores López- Tercero Sánchez
29 Junio 2017

El uso de colchones sintéticos, y sus ventajas, provocó la desaparición de los antiguos colchones fabricados con materiales orgánicos, como eran principalmente la lana, u otros, como algodón o crin. 

 Con ellos, también desapareció el oficio de colchonero, muy similar a otros, como el del afilador, por ir de pueblo en pueblo, de calle en calle y de casa en casa. 

 Si quieres saber un poco más sobre cómo trabajaban los antiguos colchoneros, Esquina de Mauricio te invita a seguir leyendo. 


El colchonero era el encargado de ir a las casas, previo aviso, para la reparación o fabricación nueva de colchones.  

Con el paso del tiempo, los colchones de lana acababan apelmazados, perdiendo su forma original y siendo necesaria la presencia de un experto que lo reparase. Para ello, se debía llevar a cabo un proceso: en primer lugar, se deshacía el colchón viejo, para lavar la tela y la lana. Normalmente la tela se usaba para otros fines y se empleaba una nueva. La lana era reutilizada tras ser lavada, separada a mano y vareada, siendo necesario la utilización de más cantidad, o lana nueva, para rellenar el colchón. Para el vareo de este material, se empleaba una vara de avellano, sabina o serena. Durante este proceso se desprendía mucho polvo y suciedad, por lo que era necesario trabajar con la cara tapada. 

 Una vez preparados los materiales, se ponían dos trozos de tela, uno encima de otro, los cuales eran rellenados con la lana y cosidos, poco a poco, con aguja e hilo grueso. 

 El tiempo normal, entre reparación y reparación de los colchones, eran dos años.

 Además, existían dos tipos de colchones: el corriente y, el conocido como inglesa, caracterizado éste último por su borde cosido.     

Si quieres saber más sobre este oficio ya desparecido, puedes visitar:



 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de esquinademauricio
· Noticias de Loli_03


Noticia más leída sobre esquinademauricio:
Asemca: Asociación de Empresarios de Moral de Calatrava


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor


Moral de Calatrava
www.esquinademauricio.es
info@esquinademauricio.es  Copyright ©
Esquina de Mauricio no se hace responsable de la exactitud o veracidad de la información contenida en las notas y comunicados que llegan a su redacción, que publicamos en su integridad siempre con el ánimo de mantener el punto de vista del que publica la nota de prensa o comunicado original, permitiendo así la opción de réplica y la máxima objetividad por nuestra parte. Los responsables de los contenidos de dichas notas o comunicados son aquellos que las redactaron en primera instancia.


Página Generada en: 0.08 Segundos