<a href=WELCOMETO Moral de Calatrava - esquinademauricio

 
Buscar
_TOPICS
  Entrar/Crear Cuenta    

Cosas del Moral



       Moraleños

         ENCUESTAS
         FOTOGRAFÍAS

Información

Otras cosas
· Home
· Archivo
· Encuestas
· Envía tu noticia
· Estadísticas
· Lo último en "Cosas de Moral"
· Lo más visto
· Recomiéndanos
· Sistema de publicidad
· Temas
· Tu cuenta
· Web amigas

En línea
Actualmente hay 22 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

Calles esquinademauricio

Cultura: Milagro de fray Julián de Piedralaves
Enviado el Martes, 07 marzo a las 23:00:00 por Loli_03

esquinademauricio



Silvia Carrillo Díaz. 
4º Premio Primaria


El 1816 fue un año de una gran sequía, quedando los campos yermos, y los agricultores, ganaderos y comerciantes tirando de las reservas; pero si así terminó el año, llegaba la desesperación a los habitantes de Moral, pues la sequía era persistente y nada crecía en el campo, ni se podía sembrar. 

El abatimiento llegó a tal extremo que el pueblo en pleno con sus jerarquías, Civil y Eclesiástica, decidieron pedir al cielo en rogativa agua para sus campos con la intercesión de sus imágenes más queridas: "la Virgen de la Sierra" y "el Santísimo Cristo de la Humildad". 


El día 5 de abril de 1817, veinte frailes franciscanos que habitaban el convento, se encierran claustralmente, en penitencia, vigilia, oración y sacrificio, solicitando ese bien tan común y necesario como era el agua para los campos, personas y animales, no escuchándose otra cosa que cánticos y golpes sobre sus carnes, arrastrándose sobre las duras baldosas de la ermita y no viendo vecino alguno entrar ni salir nada ni nadie del convento durante quince días que permanecieron aislados. 

El día 20 de abril, tras esa larga penitencia de todos los habitantes, deciden por unanimidad sacar las imágenes en procesión pro todo el pueblo, y a las cuatro de la tarde tocan las campanas a arrebato juntándose todos los vecinos a las puertas del convento, llevando a la Virgen Madre en busca de su Hijo. Se inicia la procesión con los frailes, flacos, pálidos y exhaustos por la dura penitencia, como todos los asistentes, haciendo una parada en la ermita de San Roque, donde se improvisa un púlpito en su puerta y el padre Piedralaves eleva una oración al cielo en nombre de todos, pidiendo agua, viendo cumplida su petición cuando al momento aparecieron unas nubes por el cerro de San Cristóbal y empezaron a caer unas gotas; continuose la procesión dando gracias a Dios y exclamando: ¡¡Milagro!! ¡¡Milagro!!, cuando al llegar la comitiva a la altura del número 12 (hoy 16) de la calle de San Roque era tan intensa la lluvia que hubo que resguardar a las imágenes de la Virgen de la Sierra y el Santo Cristo de la Humildad en dicha casa propiedad de Miguel Martín, labrador honrado y diligente hortelano que aprovechando que tenía su casa convertida en templo, le dijo a las imágenes:

"Madre del Divino Verbo:
Ya que a nuestra pobre choza
al Hijo y Madre tenemos
al Cristo decid, Señora,
que bendiga nuestro huerto,
y en nuestras secas legumbres
que obre el Señor un portento."

Sus nietos refieren que hubo tal abundancia de cosecha de hortalizas que según frase de los mismo "se cansó de hacer dinero". 

TESTIGOS DE AQUEL SUCESO.

Presbítero: D. Pedro Bravo y Merlo
Presbítero: D. Andrés Linares
Seglares: D. Valentín de Torres
              D. Juan García y la Torre
              D. Tomás García y la Torre
              D. Ildefonso de Rozas
              D. José Moraleda
              D. Diego Nuño
              D. Juan Cózar
              D. Telesforo Olivares
              D. Juan Román
              D. Juan José León, suegro del notario.
              D. Pedro Alcántara Coro. 

Frailes Franciscanos: 
Guardián: Fray Andrés de los Barrios.
               Fray Gabriel el de Madrid.
               Fray Pedro Alcántara.
               Fray Lucas el del Moral.
               Fray Villa- conejos.
               Hermanos consuegra.
Lectores: Fray Malagón
              Fray Retomero.
              Fray Cuenca.
              Fray Calzado. 
              Fray Julián de Piedralaves. 

Rogativas que cantaban: 

"Las cebadas se secan, los trigos no nacen todos moriremos a rigor del hambre".

"En la puerta del convento está el Cristo de la Humildad, con la mano en la mejilla que dan ganas de llorar". 

 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de esquinademauricio
· Noticias de Loli_03


Noticia más leída sobre esquinademauricio:
Asemca: Asociación de Empresarios de Moral de Calatrava


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor


Moral de Calatrava
www.esquinademauricio.es
info@esquinademauricio.es  Copyright ©
Esquina de Mauricio no se hace responsable de la exactitud o veracidad de la información contenida en las notas y comunicados que llegan a su redacción, que publicamos en su integridad siempre con el ánimo de mantener el punto de vista del que publica la nota de prensa o comunicado original, permitiendo así la opción de réplica y la máxima objetividad por nuestra parte. Los responsables de los contenidos de dichas notas o comunicados son aquellos que las redactaron en primera instancia.


Página Generada en: 0.09 Segundos